¿Qué animal come piedras y vuela? Los juicios sintéticos a priori.

1013513_690834684302833_903999131_n

Puesto que uno es feliz en la medida en que satisface un deseo, sin que se necesite de una gran habilidad para lograrlo, no es algo trivial el sentimiento que le incita a disfrutar del placer.

Immanuel Kant.

¿Qué animal come piedras y vuela?
El comepiedras volador.
Anónimo.

Mi trato con chavales de bachiller ha hecho que sueñe que cae Kant en Selectividad (es decir, que es por quién preguntan, no que Immanuel suspende la PAU a estas alturas de la vida), que tenga que esforzarme en hacer más fácilmente comprensibles los sostenidos de los filósofos a estudiar y que vuelva a recordar los chistes, e inevitablemente también las canciones, que estaban de moda cuando yo misma era una chavala de bachiller. Uno de los filósofos que suelen dar más problema es precisamente el que da nombre a la sección de Filosofía de Tiempost, el ciudadano Kant (repárese en lo idealizado —alemán— que lo tenemos al considerarlo ciudadano sin que nunca saliera de su pueblo). Todo esto, unido a mi aprecio por el comepiedras volador, es lo que me lleva a intentar simplificar en este artículo una parte de la teoría del conocimiento kantiana.

En su Crítica de la razón pura Kant propone un concepto que será una de las mayores aportaciones de su filosofía: los juicios sintéticos a priori. Quizá vuestra intuición os haga juzgar igualmente a priori que no es posible establecer ningún paralelismo entre dicho concepto y el chiste del comepiedras volador. Quizá estéis en lo cierto y a mí se me haya ido de las manos, pero dejadme al menos que desarrolle mi teoría e intente convenceros.

La razón que cuestiona y revisa Kant es la teoría del conocimiento mayoritariamente aceptada en la época. Este establecía dos tipos de conocimientos que proporcionan al sujeto una certeza:

– Juicios analíticos a priori: son juicios universales y autónomos respecto a la experiencia. Son necesarios. Ej: un cuadrado tiene cuatro lados.

– Juicios sintéticos a posteriori: son juicios que dependen estrictamente de la experiencia, siendo por tanto particulares, puntuales, variables y contingentes. Ej: ese cuadrado que hay ahí dibujado está pintado de azul.

Ambos conocimientos tienen en común que expresan algo que ocurre (o está ocurriendo), que es (o que está siendo). A estas manifestaciones se llega por las percepciones en respuesta a las cuales la conciencia crea un juicio. De esta forma, se diferencian también en que los juicios analíticos  a priori son los propios de la Ciencia y los juicios sintéticos a posteriori los que se ocupan del conocimiento “vulgar”.

Vayamos ahora un momento con el comepiedras volador. Lo que vuela es volador. En esta oración la información que nos está dando el predicado está ya contenida en el sujeto. Estamos ante un juicio analítico a priori ya que en ningún caso es posible que algo que vuele no sea volador. Sin embargo, es sintético a posteriori que un animal vuele, pues pertenecer al reino animal no implica tener la capacidad de volar necesariamente.

¿Y qué pasa con lo de comepiedras? Como bien sabemos, que los animales precisan de comer es un juicio analítico a priori, pero que coman piedras es un buen ejemplo de juicio sintético a posteriori, pues pocos animales habrá, amén del comepiedras volador, que tengan esa dieta tan dura. Por tanto, “este animal es un animal que come piedras” contiene un predicado accidental respecto al sujeto.

Hasta el momento en el que Kant escribe su Crítica, los juicios analíticos a priori y los juicios sintéticos a posteriori estaban enclaustrados en compartimentos estancos: los juicios que aportaban conocimiento, dependiendo del tipo de dicho conocimiento, eran o bien analíticos a priori o bien sintéticos a posteriori.

Pero no solamente encontramos un origen a priori entre juicios, sino incluso entre algunos conceptos. Eliminemos gradualmente de nuestro concepto empírico de cuerpo todo lo que tal concepto tiene de empírico: el color, la dureza o blandura, el peso, la misma impenetrabilidad. Queda siempre el espacio que dicho cuerpo (desaparecido ahora totalmente) ocupaba. No podemos eliminar este espacio. Igualmente, si en el concepto empírico de un concepto cualquiera, corpóreo o incorpóreo, suprimimos todas las propiedades que nos enseña la experiencia, no podemos de todas formas, quitarle aquélla mediante la cual pensamos dicho objeto como sustancia aunque este concepto sea más determinado que el objeto en general.

Crítica de la razón pura, Immanuel Kant.

(Taurus, 2005)

Kant “despertará del sueño dogmático” proponiendo una tercera categoría de juicios: los juicios sintéticos a priori. El tiempo, el espacio y las matemáticas, ciertamente, son universales, autónomos y necesarios, lo cual no es incompatible con que se puedan intuir sensiblemente. El espacio y el tiempo existen irremediable y necesariamente, pero son percibido e intuido, respectivamente, por los sentidos. La fórmula para resolver ecuaciones de segundo grado tiene una validez absoluta. Independientemente de que nunca a nadie le diera por resolver este tipo de ecuaciones, esta fórmula tiene veracidad en sí misma por ser el medio de alcanzar una certeza. No obstante, una fórmula matemática también puede ser intuida y percibida por los sentidos, podemos escribirla, decirla, desarrollarla, verla escrita:

 u= \frac{-b \pm \sqrt{b^2-4ac}}{2a}

Ante esto Kant se encuentra con una contradicción a resolver: matemáticas, tiempo y espacio van a ser intuiciones y no percepciones, pero van a ser a priori, es decir, con una validez anterior a su intuición. Con esto lo que Kant está haciendo es dividir entre intuiciones puras e intuiciones empíricas.

Así las cosas, de igual forma que el animal que come piedras y que vuela es el comepiedras volador, los juicios que tienen un valor apriorístico, pero que también son objeto de intuición sensible, es decir, sintéticos, van a ser juicios sintéticos a priori.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s